La biblioteca del futuro

Imagen

 

A este ritmo, las bibliotecas del futuro serán lugares adonde irá la gente a ver cómo los policías eligen entre millones de obras cuáles arrojar al fuego.

 

Con “cariño” para Mancera y sus policías enemigos de los libros

Anuncios

No al aborto, sí a la vida: la falacia de la derecha conservadora

 

ImagenUn tema de debate candente, de los más difíciles de resolver, es el aborto o interrupción del embarazo. Actualmente, el aborto es permitido en la Ciudad de México, hecho apoyado por la mayoría, aunque algunos grupos se oponen y desean revertirlo.

     Al asomarnos a este tema, encontramos de inmediato dos posturas principales, irreconciliables. Por un lado tenemos a quienes están en contra del derecho de las mujeres para interrumpir el embarazo, del otro lado se encuentran quienes están a favor de ese derecho.

     Los primeros, se manifiestan contra el aborto argumentando que es un acto de asesinato, en el que se quita la vida a un ser humano. Las versiones varían de persona a persona, de grupo a grupo, pero el mensaje general es el mismo: El aborto es la negación de la vida, un asesinato, y matar es malo, por lo cual no debe practicarse.

     Los segundos no son un grupo definido, son casi todos los demás que no pertenecen al primer grupo (salvo los que no toman una postura, que se mantienen neutrales o, peor, apáticos e ignorantes). Los argumentos de este lado varían considerablemente, desde los que hacen mención al derecho de las mujeres a hacer lo que deseen con sus cuerpos y sus vidas, hasta quienes defienden el derecho (o necesidad) de abortar, porque hay demasiada gente en el mundo, pasando por los argumentos más bien sólidos y serios, como el hecho de que el cigoto (el producto de la unión de un óvulo y un espermatozoide, que sucede durante el contacto sexual) no es un ser humano, o más bien una persona. Sólo es el embrión del animal llamado Homo sapiens.

     Sin pretender una respuesta definitiva, quiero plantear una problemática filosófica frente a este asunto, una forma de abordar el problema que permita tener mejores bases para decidir nuestro actuar (hombres incluidos) frente a la realidad del aborto, más allá de que al menos en la ciudad de México, la interrupción del embarazo ya no está penalizada, pues una ley no es inherentemente correcta o “buena” por el hecho en sí de ser una ley. No olvidemos que el exterminio de disidentes bajo el sistema comunista de Stalin en Rusia, era legal, así como lo son las ejecuciones de criminales en Estados Unidos. Pero entremos en materia.

     En su «Fundamentación de la metafísica de las costumbres», Immanuel Kant nos dice que “ni en el mundo ni, en general, fuera de él es posible pensar nada que pueda ser considerado bueno sin restricción, excepto una buena voluntad”. Esto nos lleva al tema del bien y del mal, es decir de la ética (no de la moral maniquea).

     Este tratado de Kant nos dice que el problema del bien y el mal sólo en una parte nos incumbe como seres humanos, y es en elegir entre dos males, nunca entre el bien y el mal; elegir entre dos bienes ni siquiera es un problema. Si tienes hambre y te ofrecen dos platos distintos, sólo debes elegir el que prefieras entre ambos bienes. No hay problema.

     Elegir entre un bien y un mal, aunque es un problema, no nos concierne como seres humanos, pues nadie elegirá el mal por encima del bien. El ejemplo más ilustrativo es éste: si te dan a elegir entre matarte (hacerte un mal) o darte riquezas o cultura (hacerte un bien), la elección siempre es la del bien. Quien hace un mal a otro no lo hace por el mal en sí, sino por obtener un bien propio. Las empresas que despiden trabajadores no lo hacen para dañar a los trabajadores, el verdadero móvil es un bien que la empresa obtendrá, como ahorrarse sueldos y prestaciones.

     Los grupos conservadores que se oponen a la despenalización del aborto, califican la muerte de un ser humano como un mal y no abortar como un bien, pero el argumento es falaz, por varias razones, a saber:

 

  1. Una elección sólo se da entre dos acciones, nunca entre una acción y una inacción; abortar es un acto no abortar es la ausencia de un acto.
  2. Si en lugar de decir no abortar decimos que la elección es entre abortar y dar a luz a un bebé no deseado o ser madre obligadamente, ahora sí estamos hablando de una elección entre dos cosas, entre dos acciones.
  3. En este caso, dar a luz a un niño no deseado o ser madre (o padre) obligatoriamente, no puede considerarse como un bien, sino como un mal.

 

     Ahora podemos ver la falacia con total claridad: cuando nos dicen que la elección entre abortar y no abortar es elegir entre el mal y el bien, nos están mintiendo, porque en realidad se trata de elegir entre dos males. Y la manipulación viene cuando esos grupos o sus representantes (sean políticos, sacerdotes o ciudadanos) pretenden tomar la decisión de nuestras manos y califican esa decisión suya como la única correcta y válida, y descalifican por completo a quienes eligen la otra.

     ImagenSi recuperamos para nosotros la responsabilidad de elegir y tomar nuestras propias decisiones, debemos considerar este problema como la elección entre dos males: abortar es un mal (si fuera un bien, nadie dudaría en realizarlo), pero estar obligadas a ser madres también es un mal. Elegir entre dos males plantea la necesidad de informarnos y elegir aquél con el que podamos lidiar, o para decirlo según la sabiduría popular: elegir el menor entre dos males, pero nadie más que nosotros mismos podemos determinar cuál de los males posibles es el menor, y es una decisión personal porque hacernos cargo de las consecuencias de cualquiera que sea la decisión que tomemos, también será cosa personal. Si todos tus amigos te dicen que interrumpas tu embarazo y lo haces, ninguno de tus amigos cargará con la culpa o remordimientos que el acto pueda acarrearte; si tu párroco o diputado de confianza te convence de que no debes abortar sino tener al bebé y ser madre, él no te va a ayudar con los gastos, con los cuidados ni con la educación del niño. Ello te corresponde sólo a ti, o a ti y a la persona que elijas que sea tu pareja, si esa persona está de acuerdo. Pero sobre todo, a ti.

La mañana del 16 de abril, en conferencia de prensa, se anunció oficialmente el inicio de la Jornada de Acción Migrante, que dio inicio el 17 de abril y concluye el 5 de mayo, del presente año. La jornada tiene como objetivo presionar al gobierno federal para que busque activamente una reforma migratoria con los Estados Unidos.

Acción Migrante es una campaña que surge el 18 de diciembre de 2012, con la presentación de una «Declaración por los derechos de las y los migrantes», misma que fue firmada por más de cincuenta organizaciones, comunidades y grupos colectivos, a los que además se han sumado abundantes ciudadanos independientes, migrantes, artistas, intelectuales, activistas, organizando en primer lugar una amplia movilización en la ciudad de México, con objeto de concientizar a las autoridades sobre la imperante necesidad de una reforma migratoria que garantice la seguridad y la defensa de la dignidad y los derechos humanos de los migrantes y sus familias.

Durante la Jornada de Acción Migrante, se buscará acercar la «Declaración» a la población en general, hacerla visible y accesible a los ciudadanos, de modo que éstos reconozcan la necesidad de proteger a los migrantes y se dignifique su labor, pues se trata de personas que, por las razones que se quiera, se han visto en la necesidad de viajar al país vecino del norte, arriesgando sus vidas, siendo criminalizados, asesinados incluso, como si fuera lógico que a un ser humano se lo considere ilegal, pero más importante aún: fomentar que los ciudadanos se sumen a las acciones de este movimiento, que cada vez más mexicanos participen de forma activa en la defensa de nuestros paisanos.

Porque hay que entender qué significado tiene el ser migrante, y cuál es la importancia de su situación, incluso para quienes no tienen familiares o amigos migrantes. El trabajo que realizan fuera de México tiene un impacto económico notable y nada despreciable en nuestro país, un porcentaje importante del capital nacional proviene del trabajo de los mexicanos que radican en el extranjero, en Estados Unidos específicamente. ¿No les debemos esto? ¿No les debemos cuando menos el intento de luchar en pro de sus derechos humanos, en busca de una vida más digna, de un trato humanitario, no criminalizado? ¿No se los debe acaso el Gobierno de la República, el presidente Enrique Peña Nieto? ¿No se los debe el propio pueblo norteamericano?

En la conferencia de Acción Migrante, la señora Margarita Torres Rangel, migrante de retorno, comenta la relevancia de esta jornada, uno de los objetivos concretos es facilitar la obtención de la visa, y terminar con las muertes de mexicanos y latinoamericanos que cruzan la frontera. Estados Unidos debe reconocer la humanidad de los mexicanos, las organizaciones y los ciudadanos, deben unirse para exigir estos derechos. Es posible conseguir todas estas metas. Nos parecen inalcanzables, meras utopías, pero eso se debe sólo a que durante décadas si no siglos, nos hemos acostumbrado a no tener nada, a conformarnos con tan poca cosa.

El proyecto Acción Migrante coincide en parte con la iniciativa bipartidista formada por senadores norteamericanos, republicanos y demócratas, que pretende buscar la legalización de 11 millones de indocumentados en los Estados Unidos, mediante la eliminación de la visa y la creación de un estatuto conocido como «Inmigrante registrado provisional», sin embargo, no se trata de una iniciativa muy clara, pues si bien pretende que en diez años se abarque la totalidad de inmigrantes, también contempla la creación de muros y barreras en las fronteras, lo cual nos coloca de vuelta en el punto de partida: la criminalización de los migrantes, la discriminación y marginación de los seres humanos.

Las formas básicas para el trabajo de Acción Migrante son la colocación y difusión de videos por medio de redes sociales, videos creados por la propia organización, así como aquellos creados por los propios usuarios y ciudadanos independientes que deseen manifestar su inconformidad con el estado de cosas actual y exigir una reforma migratoria verdadera; también la presencia en foros y mesas de discusión; y como acción destacada, una movilización ciudadana el día 3 de mayo, para presionar a los presidentes Enrique Peña Nieto y Barack Obama.

La migración es natural, el libre tránsito es un derecho humano, no se puede ni se debe criminalizar a las personas. Depende de cada uno, de ti, que esta Jornada tenga un impacto notable en la sociedad civil y dentro de las esferas de poder político.

Fin de partida, Samuel Beckett

Más absurdo que la hora del té de Alicia, la liebre, el sombrerero y el hurón, la misma clase de repetición incesante, sin sentido aparente, el constante hacer y hacer ya sin esperar nada, ni a God ni a Godot ni a nada, sólo la muerte, y ni la muerte.

Es la vida rutinaria llevada a su extremo. No es una obra fantástica ni tampoco es una tragedia, es la sátira más virulenta jamás escrita para el teatro: una obra apocalíptica, donde ya no hay nada, incluso dios o la esperanza o la muerte, se han vuelto polvo, los hombres han perdido su humanidad; y sus actos, su objeto.

Contar, hablar, chupar galletas, mirar por la ventana, encolerizarse, calmarse, somos ciegos en este mundo y somos esclavos de un jefe-rey que nos da órdenes únicamente porque puede, órdenes que no significan nada. Un jefe que nos obliga a repetir sin descanso los actos más idiotas que uno pueda imaginar, asomarse a una ventana o a otra ventana, y aunque es un jefe ciego no somos capaces de mentirle, acatamos sus órdenes y nos preguntamos por qué acatamos sus órdenes, por qué no simplemente le mentimos o por qué no simplemente lo dejamos para siempre. Y ahí seguimos.

Y ahí seguirán, para siempre, en ese espacio vacío, sin otra cosa que hacer que cosas que no significan nada y que no tienen valor alguno, hablando y mirando a los subhumanos, larvas, inmundicias, cadáveres que aún respiran un poco de vez en cuando. Y, a veces, cuando respiran un poco, mantienen la ilusión de que las cosas avanzan.

¿O es acaso otra cosa?

Unas cuantas caricaturas para alegrar a los enemigos de los tres nefastos de moda: Peña Nieto, Mancera y Elba Esther.

v-for-vendetta-20060317044811906-000

Es bien sabido que el grupo de hacktivistas (activistas por medio del hacking, piratas informáticos activistas) ANONYMOUS adoptó la máscara de Guy Fawkes, típica de la celebración británica conocida como La Noche de Guy Fawkes. Esta máscara fue tomada de la película V for Vendetta, que está basada en la novela gráfica de Alan Moore y David Lloyd del mismo nombre. La máscara se ha convertido en un símbolo bien conocido que representa las luchas anti-autoritarias en todo el mundo, a pesar de que Warner Bros. sea dueña de la imagen y gane dinero por la venta de estas máscaras.

Lo que no es tan conocido es cómo 300 de Frank Miller se ha convertido en un símbolo entre las facciones de extrema derecha en Grecia. Pintas fascistas y tatuajes han sido inspirados por la famosa película de los Espartanos, y han sido apropiados por una facción política que ha adquirido fuerza en una Grecia devastada por la pobreza y malas políticas sociales.

Es notable que no fue hasta su lanzamiento como películas comerciales, cuando los personajes y símbolos de estas dos obras pasaron del nicho de los lectores de cómics a una bastante mayor audiencia, incorporándose a la cultura popular contemporánea. Esto nos habla evidentemente del poder de los medios como el cine y la televisión, nos dice cuán poco leen las personas (V for Vendetta y 300 fueron publicados muchos años antes de las versiones cinematográficas, pero seguían siendo underground), pero también, y más relevante, nos habla del arte como expresión de la identidad de las sociedades.

scr300

Los símbolos visuales de V for Vendetta y 300, tienen un enorme poder en el público, cuando determinadas ideologías inherentes al arte se convierten tanto en reflejo como en expresión de secciones significativas del público, al punto de que esas obras, símbolos o ideologías pueden llegar a ser cooptadas por el público, y convertidas en fuerzas ideológicas poderosas. Eso es algo que los gobiernos deben haber sabido desde el principio, de ahí que tengan poco o ningún interés en fomentar las artes, llegando incluso a censurar o prohibir ciertas expresiones y formas de arte. En otros casos, aunque la prohibición o censura no es explícita, sigue estando presente al favorecer obras de contenido pobre, como podemos ver en la política mexicana, que no duda en organizar un concierto masivo gratuito de Justin Bieber, pero que jamás organizaría uno de, por ejemplo, Nine Inch Nails o Atari Teenga Riot, porque mientras el primero te habla de que todo está bien en el mundo, los segundos te dicen que debes enfrentarte a tus gobiernos, que el poder lo tienes tú, y que mientras tú te chingas día a día para conseguir el sustento, los cerdos descansan cómodamente. En otras palabras, el gobierno sólo ratificará (generalmente) aquellas formas de arte creadas específicamente para promover los valores que el régimen en turno desea fomentar, es decir que es mero arte propagandístico, y no merece el apelativo de “arte”.

Las obras de arte encuentran a su propio público. V for Vendetta y 300 nacen dentro de la industria de los cómics (en épocas y contextos diferentes), y sus símbolos y mensajes fueron apropiados por públicos muy diferentes, opuestos. V for Vendeta es una obra política desde su origen. Guy Fawkes es considerado traidor a la nación por el público en general, por intentar quemar el Parlamento Inglés, pero para Alan Moore y los anarquistas, Fawkes no es un villano sino un símbolo que nos recuerda que los gobiernos y sus edificios y monumentos no son sagrados ni buenos de por sí, y que cuando no le sirven al pueblo deberían ser desechados, cambiados por algo diferente. 300 es más bien una obra pulp, de entretenimiento, con sus asuntos políticos implícitos más que explícitos. Frank Miller, su creador, es conocido por haberse acercado más y más a la derecha durante los últimos diez años, y aunque los productores de la película argumentan que no hay una postura política en el filme, si uno lo analiza mejor, descubrirá que es fácil interpretar la obra. No es un accidente que mientras V for Vendetta es un favorito entre los grupos de pensamiento libertario, 300 haya sido adoptado como emblema por los grupos racistas, fascistas y homofóbicos de Grecia.

_________________

Recomendamos que visite los siguientes sitios:

http://www.enfolang.com/internacional/tradiciones/noche-guy-fawkes.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Noche_de_Guy_Fawkes

http://persianperspective.wordpress.com/2007/03/12/spartans-were-fascists-300-is-a-lie/

http://es.wikipedia.org/wiki/Amanecer_Dorado